El castillo de Saint-Maire

El castillo de Saint-Maire, que se encuentra alejado en el extremo norte de la colina de la Cité, alberga el poder regional desde su origen. Los obispos de Lausana lo construyeron entre 1400 y 1430, aproximadamente, para convertirlo en su nueva residencia, optando por el emplazamiento más alejado de la ciudad baja y de su turbulenta burguesía.
El castillo, que ofrece el robusto aspecto de los castillos urbanos de la época, nos hace vacilar aún hoy entre sus funciones residenciales y militares. En 1536, al no querer dejarlo en manos de los habitantes de Lausana, los berneses instalaron en él a sus magistrados, o bailes. Desde 1803, es el Gobierno cantonal quien lo ocupa. La planta defensiva del castillo es particularmente notable. Éste fue construido en ladrillo y provisto de almenas y de merlones recortados, probablemente debido a la influencia de los maestros italianos invitados por el obispo Guillaume de Challant (1406-1431), originario del Valle de Aosta. Este modelo arquitectónico encuentra famosos predecesores, como la fortaleza de Verona, así como sucesores no menos célebres, como el Kremlin de Moscú.

Dirección

Place du Château
1005 Lausanne

Contacto

Website
En el área