La torre Bel-Air y la Salle Métropole

La torre Bel-Air fue construida en 1932 por Alphonse Laverrière siguiendo el modelo americano (con un armazón metálico recubierto de piedra). Con sus 55 metros de altura, este “rascacielos” fue uno de los primeros de Suiza.
En aquella época, un gran número de habitantes se opuso a su construcción, ya que consideraban que competiría, por su altura, con la antigua y querida Catedral. La Salle Métropole, que se sitúa al pie de esta torre, ha acogido desde la década de 1930 a numerosas estrellas, entre ellas la bailarina Joséphine Baker y el trompetista Louis Armstrong. Hoy en día, siguen organizándose numerosos espectáculos durante todo el año.

Dirección

Place Bel-Air
1003 Lausanne

Contacto

En el área