Paseo de vistas espectaculares

Lausana, como ciudad a orillas del Lago Lemán y de las montañas, ofrece toda una serie de vistas panorámicas a los paseantes. Este paseo en descenso le permite descubrir los 10 miradores más hermosos de Lausana.
Desde el pico de este paseo con una altura de 35 metros y construido en 2003, podrá disfrutar de una vista panorámica de 360 grados hacia varios horizontes: ahí podrá descubrir la aglomeración de Lausana, el Lago Lemán y las tres regiones geográficas de Suiza: los Alpes, el Jura y el "Plateau". En esto paseo le acompañan unos árboles impresionantes, sobre todo pinos Douglas, provenientes de los bosques del término municipal. Es un ejemplo más que demuestra que la ciudad de Lausana opta por un desarrollo sostenible.

Al pie de la torre sigue por un camino asfaltado bordeado de árboles. Al final de éste, girará a izquierda y luego bajará por la derecha. Abajo atravesará el paso peatonal a la altura de una parada de autobús y luego tomará el camino que pasa a cierta distancia a lo largo de una casa con una fachada de color naranja pálido. Al final de este camino llegará a la Señal de Sauvabelin.
Esta torre construida en 2003 tiene 35 metros de altura y desde arriba el visitante puede disfrutar de una vista de 360º que se extiende sobre varios horizontes: se divisa la aglomeración de Lausana, el lago Lemán y las tres regiones geográficas de Suiza: los Alpes, el Jura y la meseta suiza.

Ver el lugar

Desde aquí, destacan las dos torres de la catedral con el lago como telón de fondo. También se revelan grandes vistas sobre la ciudad y sus alrededores.

Ver el lugar

Ce magnifique parc paysager offre l’un des plus beaux points de vue de Lausanne. Mais le panorama n’est de loin pas l’unique atout de l’Hermitage. En faisant cohabiter un musée de renommée internationale et l’un des arbres les plus étonnants de Lausanne, il fait rimer nature et culture.

Ver el lugar

Desde esta plaza situada en lo alto de la colina de la Cité, puede verse una parte de la ciudad, pero también del lago y de la cadena montañosa del Jura.

Ver el lugar

Elevado centro espiritual de la Suiza francófona, la Catedral de Lausana goza de un interés y una proyección internacionales. El edificio se construyó en diversas fases. Un primer maestro de obras erigió, desde 1170, el deambulatorio utilizando materiales románicos. Veinte años más tarde, su sucesor construyó la iglesia actual, que se concluyó en 1215.

Ver el lugar

En esta occasion no se divisan ni los Alpes ni el lago, pero a lo lejos, a su derecha podrá ver como en su lugar, destaca la cadena montañosa del Jura.

Ver el lugar

Sobre esta antigua armería, a unos pasos de St-François, en el centro de la ciudad, la explanada de Montbenon ofrece una colección de ambientes extraordinariamente variados sobre más de medio kilómetro de terreno totalmente plano, algo muy raro en Lausana.

Ver el lugar

Este lugar ofrece de nuevo un generoso mirador con vistas sobre el lago, el cual, a medida que uno se acerca, va cobrando más presencia. Teniendo en cuenta estas vistas espectaculares, el nombre del «collège» situado a su derecha, vino prácticamente dado.

Ver el lugar

En el corazón del área urbana, este viñedo mantenido por los empleados municipales no tiene parangón. Nos recuerda que los pies de la ciudad dieron cobijo durante muchos siglos a grandes viñedos. Muy cerca de Lausana, al este, se encuentra la zona de viñedos de Lavaux, declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad.

Ver el lugar

Legado de una antigua morrena glaciar, esta colina ofrece una perspectiva única y panorámica del lago Léman, de las montañas y de la ciudad.

Ver el lugar